Comunicado 5 SMI

 

Logo SMI

 

 

Estimadas(os) Integrantes de la Sociedad Mexicana de Inmunología:  

Como seguramente ya se habrán enterado, el proceso de extinción de fideicomisos en diferentes áreas, incluyendo los de ciencia y tecnología, ha concluido en la Cámara de Diputados. El pasado 8 de octubre, se aprobaron cambios legislativos que llevarán a la extinción de al menos 109 fideicomisos, incluyendo 91 con temas de ciencia y tecnología, y la transferencia de sus recursos a la Tesorería de la Federación.  

La iniciativa es oscura acerca de si algo y con qué magnitud, podría regresar al ramo de ciencia y tecnología. Es muy preocupante que se eliminaran la totalidad de los fideicomisos en el CONACYT, lo cual hará imposible la operación del sistema de fondos que apoya la investigación en todas sus áreas. Para apreciar mejor el daño que causarían estos cambios, consultar https://bit.ly/2SyNBoE  

Antes de que esta iniciativa pueda concretarse, es necesario que pase a un análisis en el Senado de la República, erigida como Cámara revisora. Será éste el último momento donde la iniciativa pueda rechazarse o modificarse, donde se puedan enfrentar razones para detener una iniciativa que dañará enormemente al sistema científico mexicano.  

Las mesas directivas de 34 sociedades científicas, incluyendo la SMI, hemos acordado invitar a nuestras membresías que asistan a una concentración en el Senado de la Republica (Av. Paseo de la Reforma 135, Tabacalera, Cuauhtémoc, 06030 Ciudad de México, CDMX, entrada por Calle Madrid) el próximo martes 13 de octubre de 2020 a partir de las 9:00 h.  Desde luego, la participación en esta concentración es estrictamente voluntaria e individual y recomendamos respetar las medidas de protección (cubrebocas, careta) y sana distancia. Esta es solo una de las actividades en las que solicitaremos su participación. El momento es crítico para el futuro del apoyo a la ciencia en México. No condonemos con nuestro silencio una iniciativa que sera muy dañina para nuestro país.  

Atentamente  

La mesa directiva