CIENTÍFICOS MEXICANOS Y DEL REINO UNIDO DEVELAN IMPORTANTES FORMAS DE ATAQUE DE LOS ANTICUERPOS A LAS BACTERIAS PELIGROSAS.

Un estudio de colaboración entre el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Universidad de Birmingham en Inglaterra, aporta nuevo conocimiento de cómo los anticuerpos que defienden a nuestro organismo pueden atacar blancos importantes de la superficie de bacterias peligrosas. Este conocimiento es de relevancia para seleccionar nuevos blancos para el desarrollo de vacunas y tratamientos contra enfermedades bacterianas. Los resultados del estudio muestran como algunos anticuerpos contra proteínas bacterianas son protectores, mientras otros no. El trabajo fue publicado el 12 de febrero del 2020 en la prestigiada revista Nature Communications, https://www.nature.com/articles/s41467-020-14655-9.pdf

Los resultados se han obtenido a través de la colaboración de un importante grupo internacional de inmunólogos, microbiólogos, biólogos estructurales y biofísicos. Esta investigación tiene el potencial de ayudar a crear mejores vacunas y mejores tratamientos basados en anticuerpos, como alternativa para combatir la creciente resistencia bacteriana a los antibióticos. Adicionalmente, constituye importante evidencia que apoya el uso de porinas de Salmonella, para elaborar vacunas contra las enfermedades producida por esta peligrosa bacteria (como los son la fiebre tifoidea, la fiebre paratifoidea y la salmonelosis no tifoídica) que desarrolla el grupo del IMSS desde hace varios años.

El grupo de investigadores mexicano estuvo coordinado por el Dr. Constantino López-Macías de la Unidad de Investigación Médica en Inmunoquímica (UIMIQ) del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI. El proyecto fue financiado por el IMSS y el CONACYT. La Dra. Marisol Pérez-Toledo, una de las autoras principales del artículo, es egresada del programa de Doctorado de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN y de la UIMIQ bajo la tutoría del Dr. López-Macías, fue becaria de CONACYT y miembro del programa de formación de recursos humanos del IMSS. Mientras que la otra autora principal, la Dra. Coral Domínguez es mexicana y ex-becaria del CONACYT.

 

El hueco en la cubierta de LPS producida por la proteína trimérica OmpD (en amarillo, azul y rojo) permite la entrada del anticuerpo protector (verde, rosa)

 

Porinas1a

 

 

 

El hueco en la cubierta de LPS producida por la proteína monomérica OmpA (rojo) es muy pequeño para permitir la entrada del anticuerpo (no hay protección)

 

Porinas2a