Breve revisión sobre COVID-19

 

Coronavirus 19

 

En el pasado mes de diciembre surgió un brote infeccioso de tipo respiratorio en la ciudad de Wuhan en China ocasionado por un nuevo coronavirus oficialmente conocido como COVID-19. Se observó que este virus causaba una enfermedad semejante a la que produce SARS-CoV; con síntomas tales como fiebre, tos, estornudos, dolor de cabeza y de garganta, así como malestar generalizado, fatiga y dificultad para respirar. La enfermedad inicia despues de un periodo de incubación entre 7 y 14 dias, pudiendo ser asintomático durante este periodo. Los pacientes que evolucionan a las formas graves de la enfermedad presentan trastornos respiratorios como neumonía bilateral (75-98%), las placas de torax revelan múltiples sombras, además de  infiltraciones intersticiales causadas por la neumonía. Estos síntomas resultaron semejantes a lo observado en enfermos con SARS-CoV y MERS-CoV.  La velocidad de replicación del virus, al igual que con otros virus, contribuye en la severidad de la respuesta inflamatoria que repercute en la inmunopatología, así como la presencia de otras enfermedades infecciosas subyacentes.

 

La transmisión de esta enfermedad se da por gotitas contaminadas de individuos infectados al toser o estornudar, al estrechar la mano de individuos infectados o al estar en contacto con superficies inertes contaminadas con el virus. Se ha hablado de una posible ruta fecal-oral,  ya que algunos pacientes presentan dolor abdominal intenso, ademas de encontrar el genoma viral en heces de pacientes con neumonía y síntomas estomacales.

El COVID-19, como oficialmente le llamó la OMS, es un nuevo virus que pertenece al genero de los Betacoronavirus.  El analisis filogenético ha revelado que el COVID-19  es un virus estrechamente relacionado con otros coronavirus responsables de otros brotes como BatCOV y RatG13 en China en 2013, con quien tiene 93% de identidad, interesantemente presenta una mayor divergencia con SARS-CoV (79% de identidad) y con  MERS-CoV (50% identidad). No obstante, científicos de la facultad de Ciencias de la vida de la Universidad de Pekin, así como el Instituto Pasteur de Shanghai, sugieren que existen dos tipos de COVID-19, siendo uno mas virulento que el otro. Sin embargo, se requieren análisis de un tamaño de muestra mayor para confirmar este hallazgo. Lo que está muy claro, es que el COVID-19  ha mostrado una gran capacidad de transmisión de humano a humano llegando a todos los continentes pese a que el virus puede permanecer activo hasta media hora en superficies inertes. El número de infectados hasta el día de hoy en 81 paises es de 93,603 y más de 3,215 decesos, por lo que la  OMS ha declarado al COVID-19 como un patógeno de alta expansión e impacto global.

COVID-19 es un virus envuelto que tiene un cadena simple de RNA de aproximadamente 29,891 bases, tiene 6 marcos de lectura abiertos y codifica para 9860 aminoácidos. El virus esta formado por tres proteínas estructurales: Espiga (S), Envoltura (E) y Membrana. Siendo la proteína  estructural S, la responsable de hacer posible el ingreso del COV-19 a las células alveolares de pulmón, por lo que este virus infecta la vías aéreas inferiores. Esta proteína altamente glicosilada forma la espiga característica del virus, dicha proteína se encuentra organizada por dos dominios el S1 y el S2. El dominio S2 tiene una enorme homología con la proteína codificada por SARS-CoV (99%);  en contraste, el dominio S1 tiene tan solo un 77% de identidad con el SARS-CoV. De acuerdo a su secuencia de aminoácidos se puede asumir que el dominio S2 es crucial para la infección, ya que determina el tropismo por el receptor ACE2 (enzima convertidora de angiotensina 2) en concordancia con lo reportado para SARS-CoV. Estudios muy recientes sugieren que los anticuerpos neutralizantes producidos para SARS-CoV y MERS-CoV no neutralizan de manera efectiva al coronavirus COVID-19, por lo tanto no parece existir una inmunidad protectora por los otros coronavirus.

La reciente llegada a México del COVID-19 el pasado 28 de Febrero, debe representar un tema de preocupación para  las autoridades sanitarias. Hasta el día lunes 2 de marzo, se han reportado 5 posibles casos en diferentes regiones de nuestro país y, dado que la capacidad de transmisibilidad de este virus es muy alta, se requiere urgentemente la implementación de medidas de contención enérgicas y efectivas para evitar la diseminación de la enfermedad. De acuerdo a los datos epidemiologicos mencionados previamente, la mayoría de los pacientes muestran un buen pronóstico sin embargo, la tasa de mortalidad es más alta en los pacientes adultos mayores de 60 años con enfermedades crónicas, como diabetes y enfermedades cardiovasculares. Como es bien sabido México es el noveno país del mundo con mayor casos de diabetes, con 8.7 millones de enfermos según la OMS, y se estima que 12 millones padecen de la enfermedad sin saberlo (Adolfo Andrade Cett). La diabetes es una condición tan frecuente en México que debe poner en alerta máxima a las autoridades de salud. Si bien, la tasa de mortalidad por la infección con COVID-19 es baja, la cifra de letalidad puede incrementarse considerablemente en México ya que, los datos publicados por China sugieren que las muertes son 5 veces más comunes en personas con diabetes, y enfermedades cardiovasculares como cardiopatías e hipertensión.

Es importante mencionar que de acuerdo a las cifras reportadas, la letalidad varía, lo cual podría tambien estar asociado a la fortaleza de los sistemas de salud,  asi como  a la velocidad de reacción de las autoridades sanitarias, ya que si se compara el número de infectados y el número de decesos (Iran 2,922 casos y 92 fallecidos;  Japón 282 casos y 6 fallecidos; Italia 2,502 y 107 fallecidos) contrastan enormemente. La estrategia que ha funcionado en China y Singapur y que ha sido primordial, es el aislamiento de los pacientes con Coronavirus para contener la transmisión y evitar la propagación, a través del rastreo de contactos de un enfermo, para vigilarlos o aislarlos, dependiendo de su evolucion

Diagnóstico

El diagnóstico preliminar en los pacientes con síntomas se hace infiriendo el contacto con casos reportados, o bien por la posibilidad de haber viajado a China. Otro método que ha resultado de gran utilidad es justamente la obtención de una radiografía en donde se ve la imagen del pulmón, por supuesto en los casos sintomáticos. Sin embargo, el dignostico confirmatorio se hace por RT-PCR en tiempo real.

 

El tratamiento

No hay un tratamiento especifico ni vacunas que puedan prevenir la enfermedad.  En China para SARS-CoV y MERS-CoV se probaron terapias para VIH combinando, lopinavir/ritonavir (LPV/r) este tratamiento fue efectivo, pero no se sabe para COVID-19

 

Medidas de prevención

Lavarse las manos con agua y jabon frecuentemente, sobre todo después de estar en lugares publicos( transportes publicos, centros comerciales, etc.) Usar geles antibacteriales.

Evitar el contacto con personas que tosen o estornudan.

Si toses o estornudas, debes cubrir boca y nariz con pañuelos deshechables y tirarlos, si no se tiene un pañuelo deshechabe se debera cubrir con el antebrazo la boca y nariz.

Procura no tocarte los ojos, la boca o la nariz sobre todo cuando viajes en transportes, o asistas a lugares publicos.

Los enfermos con sintomas sospechosos, deben usar cubrebocas

Los trabajadores de aeropuetos deben usar guantes ya que el virus permanecen activos hasta  media hora en superficies inertes.

Evitar lugares concurridos; si viaja con un enfermo, todos los pasajeros deben que estar pendientes de un posible contagio.

Si quieres conocer más acerca del COVID-19:

Dra. Leticia Cedillo Barrón

Departamento de Biomedicina Molecular

CINVESTAV, IPN

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.